La mastografía es un estudio de rayos X recomendado en mujeres de 40 a 69 años de edad, sin signos ni síntomas de cáncer (asintomáticas) con el propósito de detectar anormalidades en las mamas, las cuales no se pueden percibir por observación o palpación.

El estudio consiste en tomas dos radiografías de cada mama, de los lados y de arriba hacia abajo. Dura aproximadamente 15 minutos y causa molestias que son tolerables, ya que se requiere comprimir el pecho.

Las estadísticas indican que no todos los resultados anormales en la mastografía indican que alguien puede tener cáncer, porque de cada 10 mujeres con mastografía anormal, solo una tiene cáncer.

Los médicos recomiendan en caso de que exista un resultado anormal, será necesario realizar más estudios para tener un diagnóstico definitivo.

Existen dos tipos de mastografía:

La mastografía de detección oportuna, conocida como de tamizaje, que se usa en mujeres que no tienen signos ni síntoma de cáncer de mama.

La mastografía diagnóstica: se recomienda en mujeres después de que se detecta alguna bolita o abultamiento, o algún otro signo o síntoma de cáncer de mama como cambios en la consistencia o color de la piel, hundimientos, aumento de tamaño de alguno de los senos, secreción por el pezón, dolor, entre otros.

En CLÍNICA DE DIAGNÓSTICO MODERNO realizamos estudios de mastografía. Contáctanos.

Artículo creado con información de Imss.gob.mx